Visión Emprende:

¿Cómo las estrategias de guerra de los antiguos imperios pueden influenciar tu emprendimiento?


Parte 1: IMPERIO ROMANO

“Es mejor crear que aprender. La creación es la esencia de la vida”. Cayo Julio César.


Por Juan Manuel Niklitschek Torreblanca

Director de www.agenciapaf.cl



El imperio romano, uno de los imperios más brillantes de la historia de la humanidad, con un legado que influenció no solo las tácticas militares de siglos posteriores, sino también la visión empresarial de cientos de emprendedores.


A continuación, las claves de su éxito y cómo aplicarlas sobre tu emprendimiento:


1. Unión

Conocido es el dicho “la unión hace la fuerza”, y en Roma no fue la excepción, cuyas tribus se unieron por conveniencia y necesidad.


Con una imaginación infinita, las personas podemos crear grandes ideas, muchas de ellas con un capital que podría resultar inviable si lo lleváramos a cabo por sí solos, incluso si buscáramos el financiamiento en bancos. Sin embargo, logrando el apoyo de socios capitalistas, la idea podría pasar de ser un sueño a una realidad.


2. División

Hacia el año 58 a.c., Julio César busca extender el territorio romano en un conflicto militar conocido como “La Guerra de las Galias”, que utilizando la estrategia “divide y conquista” evita que las tribus galas se unan para hacer frente a los romanos.


Prácticamente, se trata de dividir un objetivo grande en varias metas pequeñas, lo que puede ser incluso aplicado a las finanzas: es mejor pagar una inversión en varias cuotas con la ventaja de poder maniobrar mejor a través de los meses, que desfinanciarse con un único pago inicial. Recuerde, un peso hoy, vale más que un peso mañana.


3. Rodear

Continuamos con “Las Galias”. Julio César, cerca todo el terreno donde se encontraban los galos junto a su líder Vercingétorix, impidiendo tanto el traspaso de alimentos como de refuerzos. Los galos, acorralados, se rinden.


Esto es aplicable a nuestras campañas de marketing, sobretodo en un escenario como el de hoy en día, donde contamos con una gran diversidad de herramientas comunicacionales (radios, medios digitales, vía pública, por mencionar algunos) para “rodear” el mercado que se desea conquistar.


4. Disciplina y Entrenamiento

Una de las razones por las que solían salir victoriosos fue la disciplina y el entrenamiento duro que, sumado a un alto sentido de equipo, aumentaban considerablemente su poder.


El empresario Jim Rohn, decía que el éxito es la aplicación diaria de la disciplina. Esto, día tras día de manera constante a través del tiempo, incluso cuando la motivación no nos acompañe.


Por su lado, el entrenamiento visto como “capacitación” desde la óptica de las empresas, hará que las personas eleven sus competencias, generando como resultado un mayor compromiso, lo que derivará en mejores resultados.


5. Vanguardia tecnológica

Otra de las razones por las que alcanzaron el éxito militar, fue la importancia que le dieron a la tecnología armamentista, dada principalmente por el choque cultural producido por las conquistas sobre pueblos como egipcios, griegos, etruscos y celtas.


En el ámbito empresarial, la incorporación de nuevas tecnologías implica procesos más óptimos, mayor productividad, disminución de las barreras de comunicación y una mayor competitividad en el mercado.


6. Adaptabilidad/Flexibilidad

Las legiones romanas estaban formadas por pequeñas unidades (centurias, manípulos y cohortes) que a la orden podían separarse y maniobrar de muchas formas distintas. A partir de esta flexibilidad, su éxito quedó demostrado en las innumerables ocasiones en las que se enfrentaron con la poderosa, pero rígida formación militar de la falange griega, que consistía básicamente en un muro de escudos y largas puntas de lanza apuntando hacia el enemigo, haciendo casi imposible los ataques frontales. Aun así, la adaptabilidad de la formación romana logró dominar sobre la griega.


En términos empresariales, una flexibilidad tanto estratégica como estructural, productiva y laboral, permite tener una mejor posición competitiva en el mercado, pudiendo adaptarse mejor frente a eventualidades y/o escenarios futuros.



0 visualizaciones0 comentarios